Qué es ICF

La International Coach Federation (ICF – Federación Internacional de Coaches) es la organización de mayor alcance global para coaches profesionales, así como la fuente de referencia para quienes buscan un coach. Somos una organización sin ánimo de lucro, formada por socios profesionales de todo el mundo, que practican el Coaching ejecutivo, de liderazgo y de vida, entre muchos otros tipos de Coaching.

La ICF se fundó en 1995 y hoy, con sus más de 27.000 miembros en 135 países, reunidos alrededor de 130 Capítulos conforma la más grande y reconocida organización en todo el mundo.  Dedicada a avanzar la profesión del Coaching mediante la definición de altos niveles de calidad, un código de Ética reconocido internacionalmente, un cuerpo de competencias standard de la profesión, una certificación independiente y la creación de una red de 23.000 coaches con credencial ICF.

 

Nuestra Visión

La International Coach Federation (ICF) prevé un futuro en el que el coaching sea parte integral de la sociedad y en el que los socios de ICF representen la más alta calidad en coaching profesional.

Para materializar esta visión, ICF trabaja con los siguientes objetivos:

  • Aumentar el valor y el beneficio de la participación en la organización.
  • Definir los niveles de referencia para los coaches profesionales, en la teoría y en la práctica.
  • Ser considerada la fuente más creíble y fiable de información para los socios, la profesión y el público.
  • Brindar diferentes canales de sólida evaluación y reconocimiento profesional a través de las credenciales profesionales individuales y la acreditación de progamas/cursos de formación en Coaching.

 

Responsabilidades de un coach ICF

La Internacional Coach Federation (ICF) se adhiere a los principios de una forma de coaching que respeta al cliente como el experto en su vida y cree en cada cliente como un ser creativo, con iniciativa y con amplios recursos internos y personales, quizás aún por descubrir, para encontrar la mejor manera de afrontar y superar sus dificultades.

  • Basándose en este fundamento, las responsabilidades del coach son:
  • Descubrir, aclarar y definir lo que el cliente quiere alcanzar.
  • Estimular el auto-descubrimiento del cliente.
  • Suscitar soluciones y estrategias generadas por el propio cliente.
  • Mantener en el cliente una actitud responsable y consecuente.